AudioFonógrafo vs. gramófono

🔉 Todo sobre: Amplificadores, Sintoamplificadores, Ecualizadores, Parlantes, Reproductores de CD/DVD, bandejas giradiscos, cassetteras, grabadores DAT y MiniDisc, Acústica, Sintonizadores, etc.
Responder
academia50
Mensajes: 227
Registrado: 20 Jun 2014, 15:57
    unknown unknown
Contactar:
Estado: Desconectado

Fonógrafo vs. gramófono

Mensaje por academia50 » 13 Sep 2016, 00:25

Les dejo un Muy interesante artículo, y de paso también una pagina muy completa sobre nuestra música " ciudadana " , como solía llamarse .... :o

http://www.todotango.com/historias/cron ... gramofono/

Acaso no se escuchaba tango en el interior del país ? O al berre, en la ciudad no se escuchaba folklore ? Y porqué floKlore si ésa es una palabra derivada del inglés, de folk.....hay que escribir folclore ?

https://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%BAsica_folk

Quién estoy, dónde soy ? :mrgreen:



Enlace:
BBCode:
HTML:
Ocultar enlaces al mensaje
Mostrar enlaces al mensaje

Avatar de Usuario
UHF35
Mensajes: 1148
Registrado: 13 Jun 2014, 11:48
    unknown unknown
Contactar:
Estado: Desconectado

Re: Fonógrafo vs. gramófono

Mensaje por UHF35 » 13 Sep 2016, 03:56

Fonógrafo de Mr Edison) >> Cilindro
Gramofono de Emile Berliner) >> Disco

Un complemento muy interesante y que explica el extraño sonido de algunas reediciones vinilo-cd
¿A qué velocidad se grabaron los discos de 78 R.P.M.?

Por Enrique Binda

Si la pregunta se relaciona con los discos editados desde las postrimerías de la década del 20 en adelante, la respuesta es obvia: a 78 revoluciones por minuto. Pero los grabados con anterioridad y en particular mediante el sistema acústico, pueden haberlo sido a los más variados regímenes.

En efecto, mundialmente en las grabaciones se utilizaron tanto velocidades cercanas a las 78 rpm, como muy diferentes, ya sea en más o en menos. Por caso, las buenas discografías del tenor Enrico Caruso destacan que los discos deben ser escuchados, según época y lugar de la toma, entre 73 y 80 rpm. Por supuesto, tales datos se indican con precisión para cada caso particular, permitiendo al oyente apreciar el tempo y timbre realmente generados en el estudio de grabación.

Los registros locales, no escaparon a esta realidad. Luego, quien intenta realizar restauraciones a partir de discos originales, debe tener en cuenta este hecho. Y decimos a partir de discos originales, pues si se usan como soporte cintas magnetofónicas, hechas con grabadores distintos al utilizado para reproducirlas, se acentúan las dudas sobre la velocidad real. Y si como suele suceder, además son "copias de copias" que pasaron por los más disímiles aparatos y manos, la anarquía es total.

Sin embargo, hay una particularidad en nuestro repertorio criollo, ya sea que sus matrices provengan del extranjero o hayan sido impresas en nuestro país. En efecto, en los casos que se apartan de las míticas 78 revoluciones, resultan usualmente detectables diferencias por debajo de ese valor. Pero esa sería la única uniformidad que presenta el problema, pues las variaciones son diferentes para cada sello. Y aún variables en el tiempo, para los casos de empresas que perduraron durante décadas, como Odeon y Victor.

Ahora bien, surgen una serie de interrogantes: ¿se trataba de una manipulación estética por parte de las grabadoras?; ¿por qué ni el público ni los artistas se quejaban de tal situación? La respuesta debe hallarse en las características de las máquinas grabadoras y reproductoras, así como en las atribuciones de los técnicos de grabación.

Comenzando por estos últimos, puede decirse que hasta principio de la década del '20, tenían control absoluto y dictatorial sobre cómo era efectuado un registro. Su juicio resultaba inapelable, debiendo los artistas someterse a sus designios, como por ejemplo la manera de distribuirse frente a las bocinas de grabación, que generaba la supremacía relativa de los diversos instrumentos. Y ni hablar que pudiera opinarse sobre la velocidad de grabación.

Pero, ¿por qué eran viables, aceptables, diferentes velocidades de grabación?... Sencillamente, porque ni los aparatos grabadores y como veremos mucho menos los reproductores (gramófonos), poseían un mecanismo que fijase rígidamente su velocidad de giro, el cual llegará recién con los motores eléctricos.

Las máquinas grabadoras, a lo menos utilizaban como fuente motriz la fuerza de gravedad, pues funcionaban con un contrapeso. Gracias a ello, podían mantener una velocidad constante durante toda la toma. Constante, sí, pero dijimos que usualmente diferente a 78 rpm.

Por el contrario, los gramófonos como eran a cuerda, si ésta no se tensaba al máximo antes de poner cada disco (o si era de poca potencia), daba como resultado pérdida de velocidad mientras se realizaba la reproducción. Además, ¿cómo se regulaba el giro del plato? Pues mediante la aplicación de un freno que actuaba sobre él. Entonces, si se lo ponía al máximo, el disco quedaba inmóvil. Como contrapartida, si se liberaba completamente, podía girar a increíbles rpm. Y si además por comprarse discos de diferentes sellos, se tenía una colección grabada a distintas velocidades, va comenzando a clarificarse que no tenía sentido práctico ser rigurosos.

Para quienes deseaban serlo, algunos discos europeos de canto lírico o solistas instrumentales, se utilizaba un artilugio. Este consistía en grabar, antes o después del tema en sí, unos segundos de una nota La. Así, el oyente preocupado por estos detalles y al cual se presuponía poseedor de un piano o a lo menos un diapasón, podía afinar el gramófono, reproduciendo el disco tal cual había sido grabado. Pero estos casos, eran excepcionales.

Lamentablemente, se carece en nuestro país de las fichas de grabación consignando las respectivas velocidades, que sí fueron conservadas en USA y Europa. Surgiría como primera alternativa, adecuar la reproducción a la tonalidad impuesta en la partitura. Pero no siempre es posible su hallazgo, sobre todo en discos anteriores a 1920. Y podría darse el caso, de que el intérprete por alguna razón artística o práctica, la hubiese voluntariamente alterado. Además, ¿Qué haríamos con los numerosos casos no musicales como monólogos, recitados, diálogos costumbristas?

Queda entonces el recurso artesanal de analizar los estilos, individualizar los "tempos" de los intérpretes en sus diferentes períodos, determinando a su vez las diferencias entre quienes grabaron en un mismo sello en un mismo lapso, para no confundir variados modos interpretativos, con distintas velocidades de grabación.

A veces se puede comparar la voz de alguien que llegó a grabar en sistema eléctrico a reales 78 rpm, con sus grabaciones acústicas, pudiendo gracias a ello adecuar al resto de los artistas. Un caso providencial resulta Alfredo Gobbi (padre), quien grabó en cuanto sello existió desde el inicio de la industria discográfica, culminando su carrera con grabaciones eléctricas en Odeón. Es así de mucha utilidad para determinar la velocidad de numerosas marcas antiguas ("afinarlas").

Acuñada la necesaria experiencia, los resultados son notables: se hacen lógicos los "tempos", los timbres instrumentales recuperan su realismo y calidez, surgen las pausas, los intérpretes vocales no cantan atropelladamente, sus acompañantes se serenan perdiendo frenesí, etc. En suma, aparece el arte interpretativo.

A modo de ejemplo, puede plantearse el caso de las primeras grabaciones hechas por una "Orquesta Típica Criolla". Esto sucedió a principio de 1910 con el cuarteto comandado por Vicente Greco, en sello Columbia, matrices 55.400 a 55.420. A raíz de los aspectos técnicos que venimos analizando, el bandoneón de Greco suena realmente extraño, al punto de que algunos coleccionistas manejaron la hipótesis de que en vez de tal instrumento, don Vicente había echado mano a un acordeón o una concertina. Basta ralentar adecuadamente la velocidad de reproducción, para comprobar que sin dudas era un bandoneón. Quizás no un ejemplar de mucha calidad sonora, pero bandoneón al fin.

En el otro extremo de esta época de velocidades inciertas, pueden citarse las grabaciones hechas por Gardel en París a fin de 1928. A pesar de haber sido realizadas ya en sistema eléctrico, muchas de ellas lo fueron a menos de 78 rpm. Pruébese desacelerar por ejemplo "Pobre pato", matriz Ki 1976-1 de noviembre de tal año. Se oirán los resultados, se notará como va apareciendo el admirable artista.
Luego resulta lícito y obligado al efectuar restauraciones, variar la velocidad, a fin de tender a una reproducción que sea lo más fiel posible a cómo fue hecha la grabación. Con esto y por lo explicado, no violentaríamos eventuales deseos estéticos de los intérpretes, sino por el contrario estaríamos intentando respetar "el modo" y sobre todo "el tempo", elegido por ellos para desarrollar un determinado tema musical, monólogo o lo que fuere.

----

El disco de 78 argentino de The Beatles en 1961.

Argentina junto con India y Filipinas fueron los unicos paises que siguieron editando 78´s despues de la definitiva muerte del formato en el 55/56. Aca se siguio editando ese formato hasta el 62 por una cuestion de que la mayoria se mandaban al interior, y lo que se grababa en 78 eran mayormente folklore.
Hay que pensar que el vinilo en formato de 12" se impone definitivamente en el 58 aca en la Argentina (en USA en el 54). Pero el maximo pico de ediciones se da a partir del 61. Hasta esa fecha se editaban en 10" (vinilo y 78), 7", EP 7" y 12". Despues del 61 el 80% ya todo venia en formato 12".

El 78 se siguio usando solo en radios hasta el 70, porque la mayoria de las grabaciones de publicidades se hacian en 78. Creo que la ultima en utilizar lasw publicidades en 78 fue Radio Nacional.

Ese es coleccionable por las razones que te expuse. Somos los unicos que sacamos de The Beatles, junto con los paise nombrados anteriormente (el de India lo he visto en e-Bay, el otro se que existe por discografias), en formato de 78 rpm. Tambien existe uno de Elvis y con tapa. Pero Elvis al ser anterior, tiene casi 30 78 rpm argentinos, pero solo uno con tapa como este de The Beatles. Tambien vale mucho, pero no como este.

Tuve oportunidad de verlo solo tres veces. La foto que muestro y es la de Discogs, es de un coleccionista amigo que lo pago bastantes dolares. Se quien se lo vendio porque me lo mostro cuando lo consiguio y me comento que se lo habia reservado a esta persona.
El resto de las veces que lo vi, estaba quebrado y sin tapa.

Hago una salvedad de por qué se editaban en folklore los 78´s. Como dije antes, se grababan aca y se enviaban al interior.
Hay que situarse que esa epoca y darse cuenta que la gente de las provincias no tenian las novedades como Bs.As. lo que incluye a los aparatos de pasadiscos.
Para esa fecha era mayoria la gente que tuviera una vitrola que un combinado con 33 rpm. Se entiende.?
Tardaban mucho mas en cambiar su equipo que en Bs.As.
:D


Imagen Высокая канал RT! Imagen LG 32LF565B + DB4/RG6 a 1,52 Km de EDT Paraná. 22-23-24-25+Litus (UNL-32)+9 Paraná+11 Paraná+13 SF.

Enlace:
BBCode:
HTML:
Ocultar enlaces al mensaje
Mostrar enlaces al mensaje

Responder

Volver a “Audio”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado